Petting, el arte del sexo sin penetracion

La técnica del Petting consiste simplemente en practicar sexo pero sin que se llegue nunca a la penetración. Por cierto, el término Petting proviene del verbo inglés “to pet“, que significa algo así como besuquearse. Aunque a priori puede parecer que el sexo pierde así calidad, te aseguro que es una experiencia que hay que probar al menos una vez pues se gana no sólo en sensaciones duraderas, sino que también crea un vínculo especial entre los amantes y es un método anticonceptivo sin riesgo alguno.

El Petting puede practicarse tanto con ropa o sin ella, dependiendo del momento y de las preferencias de las amantes, y durante su ejercicio se puede besar, acariciar, morder, rozar y todo lo que uno quiera y desee llevar a cabo. Todo menos la penetración, claro.

Por otra parte esto no significa que no pueda existir masturbación por ambas partes. Tampoco que con dicha masturbación tanto hombre como mujer no puedan llegar al orgasmo y, en el caso de ellos, a la eyaculación o expulsión del semen.

Es por ello que esta técnica sexual puede llegar a resultar tan placentera y excitante como el coito habitual. A las mujeres les brinda la posibilidad de alargar el contacto sexual, lo que para ellas suele ser necesario pues requieren de más estimulación que ellos para alcanzar el clímax u orgasmo. A los que aún son vírgenes les ofrece una vía para ir conociendo su cuerpo y el del otro, así como el contacto sexual entre ambos. A los que padecen ciertas enfermedades de transmisión sexual, como el terribleSida, les abre una puerta para practicar sexo sin peligro de contagio a su pareja. Y a los que no pueden, por alergias o por el motivo que sea, utilizar métodos anticonceptivos les proporciona placer sin riesgo de posible embarazo.

Visto todo esto, ¿por qué no animarse a probarlo?…

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *